Receta crema chantilly con claras de huevo

Glaseado de merengue suizo sin mantequilla

¿Cuántas veces ha batido las claras de huevo para una receta? Los soufflés, los merengues, los pasteles de ángel y las tartas de chifón dependen de las claras aireadas para su desván. ¿Y qué hay de la nata montada? No sólo es el secreto de las mousses etéreas y ligeras (como la Mousse de Frambuesa y Zarzamora), sino que la nata montada también es perfecta para hacer capas en la tarta de fresa, para cubrir una tarta o para adornar un simple helado.

Al batir las claras de huevo o la nata y convertir el líquido en una masa aireada, parece que se produce una transformación similar en cada una de ellas. Pero los penachos de clara de huevo batida y de nata tienen menos en común de lo que se cree. Sin embargo, se parecen en un aspecto importante: Ambos son espumas. Al igual que la espuma de jabón y la espuma de la cerveza, la clara de huevo batida y la nata montada atrapan el aire en una suave red de burbujas estables.

Cuando se sopla aire a través de una pajita en un vaso de agua, se forman burbujas que desaparecen rápidamente. Pero cuando se bate aire en las claras de huevo o la nata, las burbujas se forman -y persisten- porque las proteínas presentes en estos líquidos viscosos se estiran alrededor de las burbujas y las atrapan.

Cómo hacer la glasa real

No es casualidad que la difunta bailarina rusa Anna Pavlova, que da nombre al postre Pavlova, fuera etérea, delicada y ligeramente controvertida. Su homónimo, este sencillo postre, es una lista de ingredientes bastante sencilla, pero el resultado final es todo tacto, delicadeza.

En aras de la neutralidad, diremos que tanto Nueva Zelanda como Australia tienen la culpa de la deliciosa Pavlova; una traducción comestible del azúcar convertido en nubes cumulosas, es uno de los mejores vehículos para la fruta de temporada, la nata montada, el sorbete y el helado.

Se crean los mejores dulces a base de clara de huevo cuando se sabe cómo tratar esta importante parte del huevo. La clara de huevo es pura proteína. Cuando están a temperatura ambiente, las claras de huevo aumentan y se fortalecen al batirlas.

Asegúrese de que todos los cuencos, las manos y los utensilios que tocan las claras de huevo están lo más limpios y libres de aceites al azar posible. Al separar los huevos, pártelos por la mitad y mueve suavemente la yema de un lado a otro entre las mitades de la cáscara del huevo, goteando la clara en un recipiente limpio.

Crema de mantequilla fácil

Tanto la clara de huevo como la nata se pueden batir hasta formar una espuma rígida. Así que he probado a mezclarlas y a batir la mezcla. La mezcla no sube (espuma) por mucho que lo intente. ¿A qué se debe esto?

Tanto la clara de huevo como la nata montada atrapan burbujas de aire cuando se baten, pero las burbujas se apoyan en estructuras diferentes. La clara de huevo forma una red de proteínas, que incluso pequeñas cantidades de grasa desbaratan (como suele ocurrir cuando los huevos no se separan correctamente antes de batirlos). La nata montada depende de la grasa para la estructura que mantiene las burbujas de aire (por lo que la nata por debajo de un determinado contenido de grasa no se monta).

Cuando se combinan, estos mecanismos se interrumpen mutuamente, por lo que no debe esperar poder montar una mezcla de clara de huevo y nata. En su lugar, puede batirlas por separado y juntar los resultados hasta que estén apenas combinadas (si las mezcla demasiado, la espuma se arruinará).

Glaseado de crema batida

Algunos dicen que no comparto recetas de postres con suficiente frecuencia, pero ya sabéis que tampoco soy una celebradora extravagante de las fiestas. Sin embargo, hoy quiero ayudarte a crear algo especial para el día de San Valentín. E incluso si no tienes un Valentín, haz esta mousse para disfrutarla tú sola, ¡porque te lo mereces!

El término mousse, que significa “espuma”, tiene su origen en Francia en el siglo XVIII. Una mousse de chocolate se crea montando nata y clara de huevo batida, aromatizada con chocolate. Se forman burbujas de aire que le dan una textura ligera y esponjosa. La textura puede ser desde ligera y esponjosa hasta rica y cremosa. Sólo depende de cómo se haga la mousse.

Esta mousse de chocolate se elabora según el método clásico francés. Este método utiliza nata montada y claras de huevo. Las burbujas de aire en la mezcla de claras de huevo batidas dan a la mousse una textura ligera y aireada, mientras que el chocolate la hace rica y aterciopelada.

Algunas recetas de mousse de chocolate requieren doble cocción y pueden parecer muy intimidantes de hacer. Esta receta simplifica el proceso. Lo único que necesitas es la ayuda de tu batidora eléctrica y el horno microondas.

VALORANOS post
Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
SUPERHUEVOS 🙂🐣
Hola 👋
dinos que necesitas